El Ayuntamiento saca a concurso el exterminio (29/04/2010)


La Asociación de Defensa de los Animales (ADDA) ha pedido al Ayuntamiento de Barcelona que retire su plan para eliminar 64.700 palomas hasta 2011 porque considera que el método a utilizar es "cruel" e "ineficaz", ya que similares actuaciones no han impedido que la colonia de aves haya crecido.

Según datos aportados en rueda de prensa por la asociación, a pesar de los planes que el consistorio ha llevado a cabo en los últimos 19 años, en los que se sacrificaron 413.000 palomas, la colonia de estas aves ha pasado de unas 184.000 en 1991 a las 256.000 del censo de 2006, aunque otra fuentes apuntan que actualmente rondan ya las 300.000.

La presidenta de ADDA, Carmen Méndez, ha reconocido la necesidad de reducir la actual colonia, que evite una "superpoblación", aunque ha reclamado que se utilicen métodos menos cruentos y que ya han demostrado su éxito en otras ciudades como París o Basilea, donde se ha abandonado el exterminio, y se ha optado por la colocación de palomares ecológicos que ayuden a controlar la población con la sustitución de huevos por otros falsos.

Según esta organización animalista, si se pusieran estas medidas de control de nacimientos, se lograría reducir a la mitad la colonia de palomas en el plazo de cuatro o cinco años.

ADDA ha hecho estas peticiones ante el anuncio de que la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha puesto en marcha un concurso público para la captura y exterminio de 64.000 palomas (que serán atrapadas con una red y asfixiadas con CO2, según ADDA), con un presupuesto de 118.000 euros, lo que supondría acabar con una cuarta parte de la actual colonia de palomas.

La presidenta de la asociación subraya que con lo que se ha invertido en los planes de exterminio municipales -que ha estimado en unos 865.000 euros- se podría haber creado una red de palomares, cuyo precio rondan los 25.000 euros la unidad, a los que hay que sumar otros 8.000 de mantenimiento.

ADDA ha elaborado un informe en el que explica que diversos estudios apuntan que si se elimina una cuarta parte de la colonia de palomas, la población recupera su densidad original en menos de 24 meses, y que incluso este método tiene un efecto rebote, y en pocos años la comunidad de palomas será mayor.

Según la Agencia de Salud Pública, la densidad de población deseable es de entre 400 y 600 palomas por kilómetro cuadrado, aunque en estos momentos, y según ADDA, Barcelona es la ciudad de Europa con mayor densidad, una situación atribuida a las condiciones climatológicas, aunque a juicio de Méndez, hay que añadir la ineficaz política de exterminio.

Por su parte, fuente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona han señalado que "las capturas son sólo una línea de un plan global de control" de la población de palomas.

En este sentido, han insistido en que "la captura es el sistema más eficiente, porque es el que tiene los costos más razonables" mientras que la esterilización mediante piensos hormonados es reversible y además no es eficaz porque las palomas no se alimenten en los comederos sino en la multitud de fuentes de desperdicios que hay en la ciudad"

La ASPB explica que cada año reciben entorno a "350 quejas de ciudadanos" relacionadas con la presencia de palomas, y reconocen que el principal problema de esta plaga la provocan los ciudadanos que alimentan a estas aves, por lo que se ha iniciado un programa de concienciación en el distrito de Sant Andreu.

SÍGUENOS EN FACEBOOK