Unos apuntes de Felix Rodriguez de la Fuente sobre nuestras amigas emplumadas




Estoy segura que Félix, amante de todas las criaturas por igual, querría compartir sus notas sobre la paloma bravía. Las podemos encontrar en su obra ''El hombre y la Tierra'' .

´´Sus vuelos alegran diariamente la vista y el espíritu a millones de ciudadanos y de campesinos de casi todos los países del mundo. Pero no siempre fue así, conozcamos su historia.


Hoy en día las vemos de múltiples colores, pero siempre veremos en los bandos palomas de color gris azulado, con el cuello bellamente tornasolado por metálicos reflejos verdes y púrpuras, con la rabadilla blanca y con dos amplias franjas negras cruzando cada ala. Esta es la clave, este modelo de plumaje se repite por todo el globo: la hermosa paloma bravía.

Darwin durante muchos años elaboró una minuciosa clasificación de las mismas y fue el primero en postular este antecesor único en su obra. Hizo notar que pese a los cruces volvían a su aspecto primigenio. Aportaron muchas pistas a la génesis de las teorías evolutivas.

El hombre es el responsable de haberlas cruzado por todo el globo. La paloma bravía es esencialmente rupestre instalándose en acantilados  de costas, montañas y en barrancos.

Ambos sexos arrullan en la época de cría. El macho efectúa un cortejo bastante elaborado y que posiblemente haya valido ser considerado por poetas de todos los tiempos como símbolo de la pasión amorosa y en la mitología grecolatina el ave de Venus. La pareja es monógama y muy estable.

Son nidícolas y para superar esto generan su propia leche del mundo de las aves, que generan en el buche ambos padres.
Son de costumbres sosegadas y pacíficas, normalmente sedentarias.

Fue domesticada en tiempos remotos, datos fidedignos remontan a 3000 años antes de Cristo. Los griegos y romanos las tenían en gran aprecio y Aristóteles y otros hablan ya de sus virtudes entre otras su capacidad de retorno a los palomares.  Llevaban el nombre del ganador a su patria en los juegos olímpicos o se las utilizaba en ocasiones bélicas.
Un extracto de lo que encontrarás en sus páginas dedicadas a las palomas
Fuente: Fauna Ibérica, El hombre y la tierra.


SÍGUENOS EN FACEBOOK